Noticias.

Te contamos lo que te interesa.

Como aislar tu casa del frío.

Llegó el frío a Madrid y seguro que estáis pensando en la próxima factura de la calefacción. Las temperaturas bajan y debemos hacer mucho más uso del sistema de calefacción de nuestro hogar para lograr una temperatura confortable (19º – 21º en invierno y sobre 26º en verano) que nos permita estar cómodos en nuestra casa.

El consumo se dispara y pensamos en mejorar nuestro aislamiento para conseguir una rebaja en el gasto energético de nuestro hogar. A modo de ejemplo podemos decir que con un buen aislamiento una vivienda tipo puede reducir su consumo energético desde los 15000 KWh hasta aproximadamente unos 9500 KWh (40%).

En los áticos o viviendas unifamiliares, la cubierta es el lugar por donde más calor se pierde (30%)por lo que será nuestro principal objetivo a la hora de aislar.

Existen numerosos materiales, sin embargo,nosotros nos decantamos por la espuma de poliestireno extruido (XPS), ya que es un gran aislante, no solo contra el frío del invierno, sino que también lo es contra el calor que en verano sufrimos en la capital.

Si queremos dar un plus a esa protección emplearemos la conocida “lana de roca” que es un material económico, fácil de colocar y que además de contra el frío aisla perfectamente contra ruidos que provengan del exterior.

Ahora debemos seguir con el aislamiento de las paredes y elementos de paso como son puertas y ventanas.

Para las paredes, lo más efectivo es aislar la parte exterior del muro, si bien es una reforma cara y complicada, sobre todo en edificios, donde debemos estar de acuerdo con toda la comunidad. Para el aislamiento exterior podemos colocar una fachada ventilada con un material aislante en una capa mínima de tres centímetros, o un sistema de Poliestireno y ladrillo o mortero para el acabado final.

El aislamiento desde el interior es más cómodo y muy efectivo también. Construiremos un tabique de obra o pladur a unos 10 cm de la pared que nos ofrezca una cámara de aire, la cual podemos rellenar con lana de roca si queremos un plus de aislamiento.

Para las ventanas, si no disponemos de la posibilidad de instalar contraventanas, debemos instalar ventanas con doble acristalamiento y marcos con rotura de puente térmico que, aunque son más caras, garantizan tanto el aislamiento térmico como el acústico e impiden la aparición de humedades en la casa por efecto de la condensación.

En las puertas de entrada a la vivienda o de balcones y terrazas debemos fijarnos que esté bien ajustadas y podemos colocar burletes y sellar juntas de goma que impedirán la entrada de aire frío y la salida del caliente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *